domingo, agosto 17, 2014

Un Universo

No sé si en este lío
vos tengas razón.
O si la tengo yo.
Sólo sé que nos amamos.

No atestiguo contra la razón
total quedamos a mano.
Ladrón pide perdón.
Y después roba.

Transplante de pasión
de la ilusión de un idiota.
Pide limosnas en forma de alcohol.
Siempre con sus perlas colgando.

Hongos de amor
lo que uno oxida se olvida después.
Se hace lunar,
y se transforma en vida lentamente.

No excitan tanto las estrellas de azar.
Quedan eternamente ignoradas.
Las sumas y restas dan igual que ayer.
Otro día más que gira el Planeta.

viernes, septiembre 28, 2012

Ensayo sobre la percepción (parte Dos)


Vasos sin gloria
marchan al costado de la cama.
Como protegiéndonos la espalda
de un sueño que no va a venir.
El humo hace dibujos y ensaya
en medio de la tempestad.
Burbujas de amor,
buches con sangre.
Promesas de un paisaje
que nunca más será.
Astronautas, ballenas,
oscuridad total.
Inventar purgatorios
sin moralejas,
aturdida y sencilla,
aburrida estás.
Esa vieja secuencia
igual al malestar.
El dolor aleja al llanto.
Manto sagrado olvidado.
Al cajón de la felicidad.
Y mientras canto me hago realidad.
Consumo anticuerpos contra los amuletos,
regimientos de versos que intentan cambiar;
personas por viento,
y escuchan canciones para llorar.
Vacíos eternos,
de vicios enteros.
Percibir un encuentro,
es volver a imaginar.
Ignorar grandes sucesos,
obligarse a extrañar,
y a ser perfectos.
La sinceridad es el arma del momento.
Inverosímiles cuentos,
abrumados intentos.
De más amar,
da más amor.
Tiemblan los cuerpos,
movimiento voraz...
Hagamos lo posible,
por no quedarnos quietos.
Ni siquiera para descansar...

Ensayo sobre la percepción (parte Uno)


Hay algo que sobrevuela en el aire.
Que sobre todas las cosas curiosea,
nos marea y distrae nuestra atención si quisiera.
Anda como investigándonos, husmeando...
Prueba entender nuestras reglas,
maníaca obsesión de vivir lo que vivimos.
Es ameno, es cordial, de perfil bajo,
es silencioso y siniestro.
Es calidez moderna.
Y vuela.
Sigue volando hacia ningún lugar.
Y nosotros miramos, lo vemos flotar.
Lo sentimos, lo escuchamos,
lo queremos tocar y no podemos,
pues lo dejamos volar.
Que descubra las trampas que hay.
Que averigüe sobre sensibilidad.
Que mire, que aprenda, que viva.
Que ame vivir.
Y servir sin gracias.
Que entienda a compartir,
y a enredarse un poco menos.
Voltea, viaja, levita.
Planea ir muy lejos...
Se deja llevar por la fuerza.
Energía viva y brutal.
Naturaleza misma, poder nativo.
Instinto. Puro. Dogmático.
La industria de ahogar penas.
Un bar abierto all the time.

martes, marzo 09, 2010

El abrigo

¿Existe un alma que mienta
más que el espejo del baño?
Vamos a hacer apuestas en vano.
A fumar sin pecado,
a dejarlo en libertad.


“Mejor perder es dejarlo”.
Decían impunes señoras,
con supuesta autoridad.
Suspiraban y miraban por lo bajo.
Pañuelitos de arcilla deberían de llevar.


Tapado hasta al fin de sus pálidas piernas
el abrigo más largo que supo llevar.
El más excitante a la hora de actuar,
que le quedaba tan bien a su forma de andar.


Un verde botella gastado.
Empañado,
se peleaba con el brillo entre sus cejas
para ver quién era cuál.


Sus bolsillos exactos.
Malditos artefactos,
que no me dejaban tocar
sus manos,
ni mirar sus dedos caminar…


Eras la capa perfecta y eras la cama ideal.
Todo era culpa de tu misma seda.
Raptabas olores sin respirar…


Ahogaste muchos dolores,
Y otros tantos
los dejaste escapar...

viernes, marzo 05, 2010

No importa todo lo qué va a pasar

Ya no me importan tus miedos,
ni tus cuartos empapados.
Con esos empapelados de agua
y tu orgasmo guardado,
en el fondo del placard.

También abandonado...

Ya no me importa tu disfraz,
y mucho menos tu careta.
No significa nada sino estás.
Maldigo cuando dices hasta acá.

Como en una de terror,
ya no creo en los fantasmas.
Se fue volando el amor,
que nos quedaba...
Le faltaba pimienta y sal.

A nuestros desayunos con serpentinas,
a menudo sorteábamos nuestras vidas.
Y los huesos se quedaron,
apilados y aburridos con teorías.

Ella nos cura más de la cuenta,
se anima a desafiar el esquema.

¿Por qué algo se da?
Porque algo será...

No pienso ser evangelista de un amor,
y mucho menos,
bombero del dolor.
Se acabó el barullo ajeno,
que interpreta un gran papel,
en este cruel y tierno juego...

¿Por qué algo se da?
Porque algo será...

Tal vez no convenga,
que se enteren así porque sí.
Unas pocas impunes almas
sobran causas inquietas,
rodeadas de sermones berretas.

Se cansaron de la teta,
ellos raptan la verdad,
sin leer de historietas.
Quieren leche,
y nada más!

¿Qué les cuesta?

Porque algo se da,
¿Por qué algo será?

jueves, septiembre 24, 2009

Universos confundidos

Empiezo así como inconcluso...
Aseguro que no la ví venir.
Esta noche me ensucio,
queriendo cantar
versos a lo Hollyhood.
Me intento trepar
al invisible muro,
y tu locura poder conquistar...

Ya no sé dónde estas,
ignoro el lenguaje corporal.
No me siento intelectual
pero entiendo las circunstancias.
Aburrida constancia,
mato ansias y veo mucho más allá.
Pierden peso tus angostas cadenas,
se derrama el concreto de enemistad.

No hay secretos que nos calmen.
Nunca antes escuché tus desvelos,
la parte más farsante de la verdad.
Me hago pan y me hago carne,
transformo hasta mis manos si hay que enamorar.
Alternativa de poder,
hacer milicos de goma espuma.
Y el horizonte que no se puede ver...

Somos verdugos del tiempo,
al mismo tiempo que me enamoré.
Me convencieron sus gestos.
El vivo ejemplo de una mujer que escapó,
sin buscar ningún pueblo.
Desobediente del azar,
se fue a buscar otros cielos.
No volverá nunca más...

Y me quedo ahorrando aliento.
Pues pasará largo tiempo,
hasta inventar otro invento.
Tendré que seguir siendo esto que soy,
por lo menos, por este momento...

miércoles, junio 24, 2009

Rap y sodio de un loco contento (sueños a recordar)

Y dejaste escapar todos tus pasos a seguir.
Se pareció a un asalto,
pero de sentimientos.
Y te fuiste corriendo sin saber a dónde ir.
Pateaste mi alma como bolas de trapo,
hiciste nudos en tu pelo.
Desprolija y vacía saliste,
sin entender qué son los fracasos.

Si algún día te dije,
que no importaba el final.
Tal vez quise decirte,
que era capaz de morirme.
Como los insolentes perdí voluntad,
y extravié mis sueños a recordar.
Ese montón de momentos,
que juntos supimos crear.

Sin versos que parecen de estudioso.
Buscando la vertiginosidad,
con temor de famoso
yo te quise inventar.
Me cansé de probar,
de intentar imaginar.
Cómo es que vas a quedar,
metida en mis estrofas.

Entre mis sueños de pubertad
pensé canciones y formas de besar.
En esos tiempos quería lograr
ver si era posible tenerte.
Adaptar realidades,
aceptar vanidades.
Dejar volar los matices,
sentirme limpio y en libertad.

Ahora entiendo a la impunidad,
y aprendí sobre la tolerancia.
No reniego de mi espalda,
pero falta endurecerla un poco más.
Rap y sodio de un loco contento,
Encimo deseos con el ultimo aliento,
y me vienen las ganas de apostar.
De arriesgarme de nuevo a volver a empezar.

lunes, enero 05, 2009

La cuerda

Veo estrellas bailando en paraísos,
de inciensos prendidos,
con olor a por qué.
Siento lejos mi abrigo,
yo brindo mejor contigo
y me sienta muy bien…
¡Me siento tan bien así!

Estrello sentidos
de estrechos caminos
¿Cuándo se acabará el vino?
¿Cuándo daré por ganado el partido?
Misteriosa copa que van a elegir
para tomar sin volcar,
de un vaso lleno de alivio.

¿Cuán rápido es el azar?
Y ese gusto a sal
que brota de sus mejillas.
Se arrodilla a sus pies
una fruta afrodisíaca.
Se rompe la cuerda
y no salta más…

Se corta la vuelta,
pero vuelve a empezar.
No te vas a ahogar,
en tu propia palangana.
No pensarás en tocar
con esa pobre guitarra.

Pagana y profana ciudad
que le hace frente a la falta de agua.
Mentirosa y vulgar oscuridad
que opaca gran parte de su alma.
Contraataque a la pasión,
golpe bajo a todos sus fantasmas.

Sino la dejan volar,
usa de adorno sus alas.
Quedará más por hablar
hasta que se haga mañana.

Si le prometen bailar
Asegurará su estructura,
amasará la fortuna
de creer y llegar.
De nadar ó saltar,
de gritar hasta el cansancio.
Escape de emotividad.

Aunque sean pequeñas
sus penurias invaden los sueños.
No las deja escapar,
para que surjan efecto.
Pero no dejan de ser
meros escapes al final.
Te vencieron intento de mal…

Se corta la vuelta,
pero vuelve a empezar.
No te vas a ahogar,
en tu propia palangana.
Si te animás entoná
con tu atrevida guitarra.

Las aventuras estan en paños menores.
Las armaduras en pocas valijas irán.
Y todo el mundo esta envuelto
en un viaje infernal.
Que vamos a saber disfrutar
si aprendemos a entender.
Incompleta vanidad.

Primero vos. Y apurá.
Que nos van a quedar
los eternos quince minutos.
Que se van a apagar nuestros tubos
en plena urbanidad.
Sobretodo por cabecear,
sin usar la cabeza.

A este puchero de canción austera
le faltaba algún don,
pimentón de voracidad
a mis buenos momentos.
El pulmón se empapa de superstición.
Mi aventura y mi emoción
por esquivar escaleras abiertas.